Página 24 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2019
P á g i n a
| 54
visión única del arte que pretendía imponer la Academia que mostrar los logros
artísticos del lorenés.
En el siglo XIX fueron Henri Lévertin y Edouard Meaume quienes
dedicaron atención al estudio de la figura de Callot, siendo ellos los principales
defensores de las interpretaciones patrióticas que de la obra del lorenés se
venían haciendo. En concreto, Meaume reconocía que aunque los grabados de
Callot parecían encontrarse dentro del campo de las generalidades de
cualquier conflicto armado, él entendía que fue la miseria y penurias de la
guerra en Lorena lo que el autor pretendía representar y condenar (Choné,
1992).
Ya en el siglo XX, gran parte de la atención prestada a
Les Misères
se
ha centrado en el tratamiento dado a civiles inocentes por parte de grupos de
soldados merodeadores y los castigos subsiguientes que sufren estos como
resultado de su mal comportamiento. De esta forma se introdujeron en la
historiografía actitudes e interpretaciones de escaso rigor histórico, con
prejuicios y explicaciones generalizadas hacia el ejercicio de la guerra durante
el siglo XVII, tal vez influenciados por los recuerdos aun vívidos de las dos
conflagraciones vividas durante la pasada centuria (Leonard, 1948).
Así, las diversas formas de castigo representadas en los grabados se
interpretan solo en relación con los crímenes cometidos para que se promueva
una narración de fácil causa y efecto sin prestar la debida atención a las
circunstancias que hicieron posibles que tales atrocidades llegaran a
cometerse. Recientemente, el historiador francés Philippe Martín ha
argumentado que "sobre todo, Callot quería entregar un mensaje: denunciar lo
absurdo de la violencia "(Martin 2002, 235) lo que para nosotros es centrarse
exclusivamente en la violencia como un término general y negativo en relación