Página 49 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Lorenzo Silva Ortiz, 2019
P á g i n a
| 79
Ya metidos de lleno en el siglo XX seguimos encontrando a toda una
serie de artistas que se dedican a retratar campos de batalla como mensaje y
advertencia para aquellos que no han experimentado sus horrores a la par
que como forma de exorcizar sus propios fantasmas.
Otto Dix es otro de los autores en los que encontramos reminiscencias
de la obra de Callot. Al inicio de la I Guerra Mundial, Dix se alistó como
voluntario en un regimiento de artillería alemán. Desde entonces, todo lo que
ve en el frente le deja marcado, y a su regreso, esos horrores se convertirán
en uno de los temas más recurrentes en su obra junto a la crítica social de lo
que en su país está comenzando a ocurrir como consecuencia del auge del
nacionalsocialismo desde 1933
.
En su obra
La Guerra
(ilustración 28) nos encontramos con un cadáver
suspendido enganchado en restos metálicos. Esta imagen nos evoca a la del
cadáver colgado de la rama de un árbol del grabado número 17 y al de otros
cuerpos suspendidos que aparecen por toda la serie de
Les Misères
. En el
grabado
Tropas al asalto avanzando bajo el gas
(ilustración 29) nos
encontramos con un grupo de militares que, completamente deshumanizados
tras sus mascaras,
se abalanzan sobre un observador que se ve amenazado
ante la actitud violenta que muestran, tal y como se debieron sentir esos
campesinos y mujeres de las granjas saqueadas de Callot; en
El bombardeo
(ilustración 31) nos encontramos con civiles muertos desparramados por una
calle rodeada de edificios en ruinas entre los cuales corren varios civiles
despavoridos con el miedo y la desesperación reflejado en sus caras, todos
ellos bajo la sombra de muerte que proyecta sobre ellos un avión de combate;