Page 14 - Artículo 2
P. 14

Año XXII, Número 40, julio 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                                 “PREGUNDADO. Para que manifieste desde cuando está en contacto con los
                         rebeldes, suministros que les ha hecho y cuanto sepa relacionado con éstos, dijo: que
                         en la primavera del año actual (1946), se presentaron en Pradochano ocho bandoleros,
                         los  cuales  iban  acompañados  de  Urbano  Mahillo  (a)  ‘El  Chato’,  obligándole  bajo
                         amenaza de muerte a que les diera alojamiento en una habitación de la casa de la finca
                         y de comer, admitiéndolos; a los pocos días se presentó de nuevo el Urbano Mahillo,
                         llamando a la ventana de la habitación donde estaba acostado, diciéndole que saliera
                         que  tenía  que  dar  alojamiento  a  otros  bandoleros  que  iban  dirección  a  Empalme  y
                         como era tarde no les convenía salir; negándose rotundamente a salir de su  casa  y
                                                                                                     16
                         entonces le dijo el Urbano que si no les abría, tomarían los bandoleros represalias…” .


                           Tras  lo  expuesto,  no  parece  haber  dudas  de  la  importancia  que
                    suponía la colaboración de Urbano Mahillo para el movimiento de resistencia

                    armada antifranquista. Su participación en los hechos descritos en el sumario

                    militar  parece  otorgarle  la  categoría  de  colaborador  o  enlace  de  cierta
                    importancia  con  los  guerrilleros  de  la  12ª  División,  al  menos  mientras

                    estuvieron  acantonados  en  los  chozos  de  la  hacienda.  En  circunstancias
                    similares  a  las  señaladas  para  “El  Chato”,  se  encuentra  Pedro  Romero

                    Iglesias, el primero de los declarantes, y conocido por el sobrenombre de “El
                    Fugitivo”. También aparece citado en la mayoría de las declaraciones como

                    acompañante habitual de los guerrilleros. Por tanto, al igual que “El Chato”,

                    pudiera ser considerado colaborador o enlace de cierta entidad.

                           La  significación  de  estos  dos  detenidos,  junto  al  resto  del  escenario

                    descrito, me inclina a catalogar al lugar citado como una “base guerrillera del
                    llano”. La cantidad de víveres y vestimentas adquiridos en la zona, junto a la

                    abundante  presencia  de  guerrilleros  y  las  numerosas  ocasiones  que
                    pernoctaron  en  los  chozos  existentes  en  la  misma  finca,  no  hace  sino

                    corroborar la categoría del asentamiento y la importancia que el mismo había
                    de  tener  para  la  zona  próxima  a  Plasencia.  También,  como  queda

                    nítidamente reflejado en el sumario, su utilidad en cuanto a punto intermedio

                    o  de  encuentro  en  el  desplazamiento  de  largo  recorrido  realizado  por  los
                    maquis.  Son  varias  las  veces  que  se  mencionan  sus  idas  y  venidas  a  la



                    16
                      AHD, Sumario 138.836, folio 7 del atestado instruido por la Guardia Civil.



                              Historia Digital, XXII, 40, (2022). ISSN 1695-6214 © J.M. Agudelo, 2022                   P á g i n a  | 41
   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18   19