Page 15 - Artículo 2
P. 15

Año XXII, Número 40, julio 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    estación    de  ferrocarril    Plasencia-Empalme,       imprescindible    vía   de
                    comunicación  con  la  jefatura  guerrillera  de  la  capital  de  España.  Además,

                    tampoco debemos olvidar la presencia en la zona de Carlos Bayón González,

                    jefe  de  la  1ª  Agrupación  Guerrillera,  unidad  superior  en  que  estaban
                    encuadradas las partidas que actuaban por Cáceres, Ávila, parte occidental

                    de  Toledo  y  extremo  sur  de  Salamanca,  y  que  tenía  su  cuartel  general  en
                    Gredos y otras bases importantes en Talavera de la Reina.


                           2.2.- Exposición del juez

                           El  5  de  diciembre  de  1946,  el  capitán  instructor  de  la  Guardia  Civil

                    remite al Gobernador militar de la provincia de Cáceres el atestado instruido
                    contra los enlaces y colaboradores de los guerrilleros detenidos. A su vez, el

                    citado Gobernador despacha las actuaciones llevadas a cabo por ese motivo
                    al Juez Especial para los Delitos de Espionaje y Comunismo de la 1ª Región

                    Militar.  Su  titular, Enrique  Eymar  Fernández,  era  el  responsable  en  la  zona

                    Centro  del  país  para  instruir  los  sumarísimos  contra  la  resistencia
                                                                                                  17
                    antifranquista. Como Cáceres estaba  encuadrada  en esa región  militar , la
                    instrucción  llevada  a  cabo  por  los  hechos  que  nos  afectan  correspondía  al
                    juez citado.


                           En  dicho  cometido,  considera  a  los  encartados  “enlaces  y
                    colaboradores  de  los  rebeldes  de  la  Sierra”.  En  este  sentido,  destaca  las

                    actuaciones  de  Urbano  Mahillo,  Pedro  Romero  y  Antolín  Jiménez;  los  dos
                    primeros,  como  se  ha  dicho  anteriormente,  considerados  colaboradores  de

                    entidad. Sin embargo, exonera de las acusaciones al administrador Eusebio




                    17
                      Cuando tuvo lugar el alzamiento militar contra la República, la provincia de Cáceres estaba
                    encuadrada  militarmente  dentro  de  la  Séptima  División  Orgánica  que  tenía  su  sede  en
                    Valladolid. La capital castellana fue una de las primeras en sumarse a la rebelión iniciada en
                    el  Protectorado  marroquí.  Esta  circunstancia,  entre  otras,  provocó  la  radical  diferencia
                    sobrevenida en Extremadura con la provincia cacereña decantada de parte de los sublevados
                    mientras  Badajoz  permanecía  fiel  a  la  República.  Posteriormente,  bajo  la  reestructuración
                    franquista, en el ámbito castrense, Cáceres pasó a depender de la I región militar con sede
                    en Madrid.




                              Historia Digital, XXII, 40, (2022). ISSN 1695-6214 © J.M. Agudelo, 2022                   P á g i n a  | 42
   10   11   12   13   14   15   16   17   18   19   20