Page 24 - Artículo 2
P. 24

Año XXII, Número 39, enero 2022
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    monjas franciscanas de Santa Clara la Real, del que le separa un estrecho
                    callejón que conduce a una puerta posterior del convento y a la casa de la

                    demandadera. Nosotros pensamos, después de observar las características

                    de los patios del palacio arzobispal de Toledo y el Real de San Pedro Mártir, y
                                                           26
                    siguiendo a Rosario Díez del Corral , que debió ser trazado por el maestro
                    hacia 1539-40.


                           Este palacio, en el que hoy radica la Delegación Provincial de Obras
                    Públicas y Urbanismo, consta de dos pisos (bajo y principal) y en su extremo

                    derecho, según se contempla su fachada, una torre-mirador. Se penetra a él

                    por un zaguán que comunica con una amplia galería tras la cual se halla el
                    patio  (hoy  cerrado  con  paredes  y  ventanas)  y  a  su  izquierda  la  escalera

                    claustral de tres tramos y caja abierta, en piedra berroqueña, que conduce al
                    piso superior-


                           El  patio  es  cuadrado y  tiene  dos  pisos  adintelados  con  columnas  de

                    capitel pretendidamente jónico con acanaladuras (las del piso alto, en línea

                    con  las  del  bajo,  descansan  sobre  pedestales  rectangulares).  Todas  ellas
                    llevan zapatas castellanas de piedra decoradas con rosas en el piso inferior y

                    veneras  en  el  superior.  La  esquina  la  soluciona  con  una  sola  columna  con
                    zapata  formando  ángulo  de  noventa  grados.  El  friso  que  separa  ambas

                    alturas es liso  y alterna en su decoración rosas y escudos nobiliarios de la
                    familia  (estos  caen  sobre  el  eje  de  las  columnas);  el  del  piso  alto  rosas  y,

                    sustituyendo  a  los  escudos,  cabezas  en  alto-relieve  inscritas  en  círculos.

                    Sobre  el  friso  superior  un  arquitrabe  con  alternación  de  flores  de  cuatro
                    pétalos y ménsulas acanaladas y coronando todo, la cornisa.


                           Es inevitable ver en este patio un seguimiento de la tipología iniciada

                    por  Lorenzo  Vázquez  en  el  del  palacio de don  Antonio  de  Mendoza  y  esta


                           26
                              DÍEZ  DEL  CORRAL,  R.,  y  otros,  Arquitecturas  de  Toledo.  Del  Renacimiento  al
                    Racionalismo, Toledo, 1991, p. 149




                               Historia Digital, XXII, 39, (2022). ISSN 1695-6214 © A. Santos, 2022                   P á g i n a  | 89
   19   20   21   22   23   24   25   26   27   28   29