Página 15 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Jaime Resino, 2019
P á g i n a
| 106
misma de su divinidad, el mago, como ser mortal, no posee ese poder y debe
recrearlo, fabricarlo mediante la
techne
, la habilidad propia de su disciplina,
realizando operaciones con objetos considerados mágicos o elaborando
recetas donde se mezcla una extraña diversidad de elementos. La capacidad
de estos para hacer magia está en que son elementos extraídos de la propia
naturaleza. El mago considera que para actuar sobre la naturaleza se deben
usar los elementos de la misma, ya que encierran su propio poder. El mago
confía en su habilidad como mediador entre la naturaleza y el mundo exterior,
así como de extraer de ella un poder similar al de los dioses.
El mago, en ese proceso de recolección de sus poderes, va
moviéndose por diferentes ámbitos del mundo natural, como si fuese alguien
que recorre un mercado, deteniéndose allí donde encuentra el objeto, el
elemento, el ingrediente donde reside el poder que desea conseguir, con la
finalidad de cambiar el destino de los hombres y trastocar el curso de los
acontecimientos:
El mundo de los seres vivos sería la primera parada del mago en su
búsqueda. Nos estamos refiriendo a todas aquellas plantas o animales cuyas
capacidades y bondades (o maldades), bajo un secreto que roza la medicina
popular y el simbolismo más personal, son de algún modo sólo accesibles al
mago. Su consecución no es tan sencilla, como tampoco lo es su
conocimiento: el secreto de su recogida se encuentra en uno de los Papiros
Mágicos Griegos (P.M.G. IV, 2964-3006), en el que se hallan detenidas
instrucciones sobre las recogida de plantas con fines mágicos. Las
propiedades de las hierbas son variadas y pueden ser conocidas por bastante
gente, pero su recogida ritual ya las convierte en algo especial, a la vez que
designa cuál será su poder y por qué será esa y no otra su acción-reacción
en una complicada práctica.