Página 26 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Jaime Resino, 2019
P á g i n a
| 117
desarrollar la capacidad sexual y promover la concepción. Eran también
abundantes los remedios contra picaduras de animales venenosos. Esta
magia tiene una configuración de pequeñas recetas donde basta mezclar dos
o tres ingredientes que se ingieren junto a una pequeña invocación.
Un último aspecto de la
theurgía
es la que podríamos considerar
instrumental. En ella se pretende conseguir que algunos objetos se
comporten de manera extraña para otorgar una ventaja al actuante. Son
conjuros muy específicos, aplicados a todo tipo de elementos, con fórmulas
en ocasiones muy complejas. Los objetos sobre los que se aplicaban eran tan
dispares que existían algunas que aspiraban a conseguir dominar la propia
sombra para que trabajase en beneficio propio, o incluso para hacerse uno
mismo invisible. Estas ingenuas pretensiones son recogidas, sin embargo
varias veces en los P.M.G., donde hay que embadurnarse todo el cuerpo con
extrañas mezclas. Más comunes son los conjuros para hacer que los objetos
se muevan a nuestro capricho. Se piden que puertas se abran sin llaves y
que grilletes y cadenas se suelten solas. Son fórmulas sencillas dichas de
viva voz con invocación a los dioses. Son enteramente vocales, sin ningún
otro elemento mediador y en ellas se incluyen instrucciones precisas para la
liberación.
"Mane Tot sagrado entra y deja libre a tal y dale un camino de salida,
suelta todas las amarras y rompe el hierro que sujeta a tal”
9
9
P.M.G. XII, 170-175