Página 30 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Jaime Resino, 2019
P á g i n a
| 121
3. MAGIA DE LOS MUERTOS Y NECROMANCIA
Gran parte de las prácticas mágicas de la antigüedad se asociaban
íntimamente al mundo de los muertos. La muerte otorgaba a las prácticas
mágicas el ambiente oscuro, secreto, oculto y terrible que precisaba. Se
consideraba que las almas transportadas al más allá adquirían una posición
especial que les permitía conocer secretos que al mundo de los vivos le
estaba vedado, por lo que se consideraba que el muerto en sí poseía poder
mágico, considerando el cuerpo del difunto como medio mágico. Esto traía
como consecuencia que la práctica de violaciones de sepulcros, para la
realización de rituales mágicos, debió llegar a ser muy frecuente y que se
utilizaran restos de cadáveres en la preparación de pócimas y sortilegios, en
especial manos, narices, orejas, corazones y testículos. Por eso, en La
Metamorfosis de Apuleyo se comenta:
"... se nota que eres demasiado joven y forastero, en que no sabes que
estás en Tesalia, en donde las hechiceras mordisquean por todas partes la
cara de los muertos y lo utilizan luego en sus artes mágicas."
11
Todas estas actividades necrológicas de los magos fueron, muy
comentadas por autores tanto literarios como moralistas. Todos ellos
cargaban las tintas en los aspectos más repulsivos con el fin de desacreditar
la magia o dar una visión más exótica de ella.
El aspecto más destacado de la magia de los muertos fue siempre la
necromancia, donde el muerto se convierte, en lugar de ingrediente de
algunas prácticas mágicas, en su objeto. La necromancia pretende predecir el
11
Apuleyo, Met., libro IV, 21