Page 10 - Articulo HD
P. 10

Año XXI, Número 38, Julio 2021
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    las levas y, en definitiva, entregaba a sus hijos para la guerra. Por un lado, se
                                                                            33
                    crearon las Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla  con el objetivo de dar
                    forma  a  una  fuerza  de  choque  que,  mandada  por  oficiales  españoles,  se

                    nutriera  de  soldados  indígenas  para  paliar  de  alguna  manera  las  bajas
                    hispanas  que  tanto  rechazo  generaban  en  la  metrópoli.  Por  otro  lado,  se
                                                                34
                    aprobó  una  nueva  ley  de  reclutamiento   que  estableció  el  servicio  militar
                    obligatorio en tiempo de guerra y pretendió acabar con la injusta redención en

                    metálico,  que  permitía  librarse  del  servicio  a  quien  pagara  la  cantidad
                    económica estipulada; no obstante, se establecía una nueva figura, la de los

                    soldados de cuota, que en la práctica sirvió para mantener los favoritismos y

                    las arbitrariedades al permitir que quien pudiera pagar 2.000 pesetas sirviera
                    sólo cinco meses y diez quien aportara 1.500. Así las cosas, ninguna de las

                    dos  medidas  alcanzó  el  resultado  esperado,  continuando  la  sangría  de

                    reclutas  españoles  al  otro  lado  del  Estrecho  y  manteniéndose  la
                    impopularidad de la aventura colonial en el Rif.


                           El planteamiento  a finales de agosto de 1911 de una nueva rebelión
                                                                              35
                    rifeña liderada, al igual que la anterior, por El Mizzian , exigirá el desarrollo
                    de  una  breve  pero  costosa  campaña,  denominada  del  Kert,  que  sólo

                    terminará con la muerte del caudillo, ocurrida el 15 de mayo de 1912 durante
                    un enfrentamiento fortuito con una fuerza de Regulares.






                  33
                     Diario  Oficial  del  Ministerio  de  la  Guerra,  1-7-1911,  Núm.  142,  p.  12.  Este  cuerpo  se
                    organizará inicialmente como un Batallón (Tabor) de Infantería con cuatro Compañías y un

                    Escuadrón de Caballería, poniéndose a su frente al teniente coronel Dámaso Berenguer.
                  34
                    Gaceta de Madrid, 21 -1-1912, Núm. 21, pp. 186-208.
                  35
                    Definido como “fanático santón” o “nefasto agitador” por la prensa española, Muhammad al-
                     Mizzian (o también Mohammed Ameziane o Mezzian según las distintas fuentes)  consiguió
                     aglutinar  a  varias  cabilas  llamando  a  la  Guerra  Santa  contra  los  infieles  y  trabajando
                     “incansablemente  por  animar  á  los  moros”  (La  Atalaya,  27-4-1912,  p.  3,  “De  Melilla.
                     Telegramas oficiales”).




                            Historia Digital, XXI, 38, (2021). ISSN 1695-6214 © C. A. del Bosque, 2021                   P á g i n a  | 85
   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15