Página 10 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Mariano Caballero, 2019
P á g i n a
| 142
del momento, y de sorprendente parecido con la reina) con el objeto de poder
utilizar este parecido para el soborno de Isabel II.
Don José de Arana (apodado “el pollo real”) fue el siguiente en la lista
de los amantes de la reina. Utilizó sus relaciones íntimas con la reina para
situar a su familia en puestos relevantes de Palacio.
Le sucedió el oficial Puigmoltó (que pasa por ser el verdadero padre de
Alfonso XII) autor de numerosas cartas a la reina. Robadas por un criado,
fueron utilizadas por diferentes gobiernos para chantajear a Isabel II, hasta
que unos años más tarde le fueron reintegradas por Práxedes Mateo
Sagasta, a la sazón presidente del Consejo de Ministros.
Uno de los amantes más importantes de la reina fue Carlos Marfori.
Personaje desacreditado por los relatos de la época, fue uno de los
protagonistas destacados de las acuarelas de
SEM
. Marfori acompañó a la
reina al exilio y durante los primeros años de estancia en París permaneció
como tal. En los últimos años de vida de Isabel II, aparece un personaje
obscuro, de nombre Haltman, un judío de Budapest joven y elegante. Según
le aseguró Antonio Cánovas al director de La Época "le sacaba los dineros a
doña Isabel".
El resto de las láminas están llenas de figuras palatinas retratadas de
forma satírica, a veces deformados como enanos, a veces transformados en
animales o, simplemente, en pelota picada, símbolo inequívoco de la
profunda crítica hacia la monarquía española de la época.
Muchas de las escenas hacen referencia a asuntos económicos como
la huida de González Bravo con grandes sacos llenos de reales, tras el éxito
revolucionario; otras acuarelas arremeten directamente contra Carlos Marfori,
uno de los más caricaturizados y odiados por los liberales. Hemos elegido
algunas de las más significativas, ya sea por su grado de obscenidad,