Página 10 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Sergio Fernández, 2019
P á g i n a
| 156
"
Y recordemos a la Italia oficial, a los fáciles aclamadores y a
los fáciles insultadores, a los tabúes de nuestra política y nuestros
Comandos, que nadie puede insultar con el nombre de cobardes o
traidores de la patria a cuántos de nosotros, antes y después de
Caporetto, nos hemos podrido en el barro de las trincheras por amor
a esta Italia de sangre y carne. [...] No hablo por mi cuenta. Yo hablo
como un gato. Personalmente, no hay nada que decir de mí: hice la
guerra, toda la guerra, desde Argonne hasta Victory, de una manera
magnífica. Tengo un orgullo legítimo de lo que he logrado
"
(Mapalarte, 1981: 91).
Llegaba la hora de la nueva generación, de su generación; era el
momento de esos jóvenes de origen pequeño-burgués que harían de Italia un
país por fin moderno, por fin desarrollado, por fin con peso en el mundo; de
esos soldados jóvenes rebelados en Caporetto frente a sus líderes elitistas
siguiendo los pasos revolucionarios de Mazzini y Garibaldi. Curzio fundó,
junto a amigos y compañeros de armas, el movimiento literario de vanguardia
L’Oceanismo
(con su respectiva revista
Oceanica
); grupo cuya línea editorial
consideraba viable la conciliación entre el colectivismo (sindicalista) y el
individualismo (vital), y se declaraba en guerra frente al “
sentido de lo
fragmentario, lo particular y lo limitado
” de la existencia prejuiciosa de sus
mayores burgueses, “
imitando el antiguo sentido oceánico de la vida
”: el
heroísmo frente a la muerte, el compañerismo de los iguales, la organización
comunitaria (Martellini, 2015: 168-169). Nacionalismo republicano y
mazziniano y Sindicalismo revolucionario comenzaron a convivir en
Malaparte; una posición que comenzó a defender en las revistas literarias de
la izquierda antifascista de su amigo Piero Gobetti
Valori plastici
y
La
Rivoluzione Liberale
en el año 1922 (Ronchi, 1991: 18-23).