Página 15 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Sergio Fernández, 2019
P á g i n a
| 161
entonces ni luego me he arrepentido: no moverme de mi ventana fue
el primer y único beneficio que obtuve de la revolución de Mussolini
y siempre estaré agradecido a la historia de Italia por eso"
(Malaparte, 2015a: 28).
Situado progresivamente en la facción denominada como "
fascismo di
sinistra
" o "
popolare"
de Ricci, Spirito o Vittorini (socialistas nacionalistas y
anticapitalistas). La Marcha sobre Roma debía ser la "
revolución de octubre a
la italiana
", como proclamaba en su revista
La Conquista del Estado
:
antidemocrática, antiliberal y antiburguesa. Ya en 1929 visitó la URSS de la
mano de
La Stampa,
siendo publicados sus artículos sobre el país y sobre
sus líderes, muy bien valorados en términos prácticos, en
Intelligenza di Lenin
(1931). Año en que fue despedido del periódico por su primer choque con el
dirigente Italo Balbo, marchando a París en busca del reconocimiento que a
su juicio no le otorgaba un régimen poco o nada revolucionario (como
demostraba el enorme poder de la familia Agnelli).
“O el fascismo implementa su revolución derribando el Estado
liberal, y en este caso el fascismo evidentemente tiene un futuro
revolucionario; o el Estado liberal, fortalecido por el mismo fascismo,
logra aplastar todas las ilusiones fascistas, colocando el revolución
extra legem y lo sofoca con un trabajo policial, y en este caso los
núcleos verdaderos revolucionarios del fascismo reanudarán los
motivos ideales del movimiento y asaltarán el estado liberal, en el
terreno insurreccional, hasta que se implemente la revolución fallida
en el experimento colaborativo”
. (Malaparte 2003b: LXXXVIII)