Página 5 - Historia Digital

Versión de HTML Básico

Historia Digital colabora con la
Fundación ARTHIS
Historia Digital
, XIX, 33, (2019). ISSN 1695-6214 © Sergio Fernández, 2019
P á g i n a
| 151
(Guerri, 2015). Personaje bien documentado, en su personalidad y su
contexto, en los citadas textos de Guerri, Forti, Martellini o Serra, así como en
las obras de Marino Biondi (
Scrittori e miti totalitari,
2002), Mario Isnenghi (
Il
mito della Grande Guerra
, 1970), Enzo Laforgia (
Malaparte scrittore di guerra,
2011) o los actos de los congresos dedicados a la figura de Malaparte
editados por Gianni Grana (
Malaparte scrittore d’Europa,
1991) y Riccardo
Barilli y Vittoria Baroncelli (
Curzio Malaparte
, 2000).
Malaparte fue el hombre de las mil máscaras de la Contemporaneidad,
un Camaleón que buscó la fama o la supervivencia con la pluma excelsa y
con el contacto maquiavélico (Guérin, 2009); pero que también atisbó la
grandes claves del siglo XX: la revolución de las masas, la crueldad de la
Guerra fratricida, el ascenso de los totalitarismos, la decadencia de Europa, la
hegemonía norteamericana, o el futuro de China.
Frente a la decadencia.
Curzio Malaparte vio, vivió y narró, entre la fascinación y la
supervivencia, el horror del mundo, de los monstruos del siglo XX en los
frentes de batalla y en las tribunas políticas. Fue espectador privilegiado e
irónicamente superviviente del devenir crítico del siglo XX y sus secuelas
ideológicas; Malaparte estuvo y luchó en las dos grandes Guerras, visitó
todos los frentes bélicos, conoció a los grandes estadistas de su tiempo,
abrazó todas las causas posibles, peleándose con el mismo Mussolini (Serra,
2012) o inspirando supuestamente, y años después, al mismo Che Guevara
en la técnicas de sublevación (Ratner y Smith, 200: 71). Fue burgués de cuna
y antiburgués proclamado, anarquista de derechas e individualista acérrimo,
anticlerical casi masónico y católico postrero, fascista revolucionario y
comunista poco proletario; Malaparte fue un personaje contradictorio y
camaleónico, incomprensible para la historiografía que solo narra el lado