Page 10 - Articulo HD
P. 10

Año XXI, Número 38, Julio 2021
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS



                    conocerse  a  sí  mismo,  cada  potencialidad  del  cuerpo  humano  con  una
                    constitución  concreta,  trabajando  más  la  mente  y  el  espíritu  que  el  cuerpo.

                    Por  ello,  la  relación  entre  las  AAMM  y  el  mundo  espiritual  es  una  tradición

                    china y japonesa (Jerimiah, 2007: 47-48) que puede parecer simple frente a la
                    rudeza de otros entrenamientos que se tornan más lúdicos.


                           Las técnicas están establecidas para infringir todo el daño corporal que

                    se  pueda  gracias  al  conocimiento  anatómico  del  cuerpo  y  sus  puntos
                    dolorosos y vitales, mediante un mínimo esfuerzo, utilizando nuestro cuerpo

                    como  un  arma  (Espartero,  Villamon  y  González,  2011:  40;  Martínez,  2011:

                    117-118;  Menendez,  2017:  108-109).  Por  tanto,  son  violentas  y  efectivas,
                    pero serán los elegidos quienes difundan las enseñanzas de forma correcta,

                    orientándola  más  a  la  defensa  que  al  ataque.  El  buen  maestro  deberá
                    concienciar  que  no  se  busca  alardear  sobre  su  disciplina  enseñada,  sino

                    tener humildad. No se debe tener soberbia ni subestimar a un rival de inferior

                    constitución física. Es evidente que a mayor masa muscular, si se golpea en
                    un punto concreto, mayor eficacia, por lo que la mente debe estar preparada

                    para  defenderse  de  ese  impacto  mediante  el  aprendizaje  filosófico,
                    psicológico  y  físico.  No  obstante,  en  las  AAMM  históricas  los  guerreros

                    entrenaban  para  eliminar  el  miedo  a  la  muerte,  realizando  tareas  de
                    aislamiento,  una  dieta  estricta  y  mediante  la  meditación  llegar  a  la

                    comprensión filosófica de los opuestos, del Yin y el Yang elemental (Simpkins

                    y Simpkins, 2007: 48), entendiendo que sin muerte no puede haber vida y sin
                    vida no existe la muerte (Jerimiah, 2007: 47-48).


                           Hoy  día  las  AAMM  tradicionales  se  han  reducido  al  límite  de  su

                    existencia  por  falta  de  practicantes  que  las  ven  poco  efectivas,  llegando  a

                    desaparecer  algunos  Dojos.  Así  mismo,  la  propia  Federación  Española  de
                    Artes  Marciales  (FEAM),  que  reconoció  el  nuevo  estilo  del  Luckyjitsu  y

                    comenzó con el apoyo de la norteamericana SUSKA, dirigiéndola el Maestro
                    Honoris  Causa  de  las  Artes  Marciales  y  Disciplinas  de  Combate  e





                            Historia Digital, XXI, 38, (2021). ISSN 1695-6214 © J. David Mendoza, 2021                   P á g i n a  | 173
   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15