Page 9 - Articulo HD
P. 9

Año XXI, Número 38, Julio 2021
           Depósito Legal M-34.164-2001

                 ISSN 1695-6214
                                                              Historia Digital colabora con la Fundación ARTHIS






                           En segundo lugar debemos esclarecer los conceptos de Tori como el
                    que recibe la acción y Uke el que la realiza. En toda ejecución de cualquier

                    técnica o movimiento, el cuerpo debe estar concentrado, para elevar su ki o

                    vitalidad  interna  (Oliva,  1991:  316-317)  que  a  su  vez  se  traduce  en  el
                    desarrollo del kimé o energía de cada movimiento (Oliva, 1996: 536-537) y se

                    expulsa  con  un  grito  conocido  por  kiai  (Ríos,  1996:  32-36;  Mendoza,  2008:
                    49-51),  que  no  se  realiza  con  las  cuerdas  vocales  sino  que  proviene  del

                    vientre bajo y pretende liberar la energía con la que se inicia el movimiento o

                    la técnica en cuestión. Sin duda, la figura más importante es la del maestro, al
                    que  se  le  debe  respetar  en  todo  momento.  La  definición  de  maestro  es

                    complicada  según  los  estilos  practicados  (Santos  Nalda,  2000:  90-92;
                    Mendoza,  2008:  41-42;  Franco,  2009:  4-5;  Espartero,  Villamón  y  González,

                    2011:  47).  De  forma  tradicional,  se  suele  respetar  al  maestro  fundador  de

                    estilo  cuya  fotografía  suele  estar  colocada  en  un  altar  para  aquellos  Dojos
                    muy tradicionales, o colgadas en la pared con una orientación especial ya que

                    el lugar donde se  ubica  preside  la sala  y controla  el acceso y  la salida  del
                    mismo Dojo. Será el maestro quien deberá distribuir el tiempo de la práctica

                    de  cada  sesión  (Mendoza,  2007:  12),  por  lo  que  combinará  una  serie  de
                    actividades desde que se accede al Dojo como su limpieza, el calentamiento

                    inicial,  los  estiramientos  y  los  distintos  tipos  de  ataques  y  defensas  que

                    pueden parecer poco realistas en la actualidad como algunos investigadores
                    llegan a comentar por desconocimiento de los mismos (Santos Nalda, 2002:

                    54-57;  2003:  25;  McCurry  y  Crossman,  2007:  57-58;  Hobart  y Wolfe, 2008:
                    67-68; Nelson y Kokkomen, 2009: 9-11) comparándolos con entrenamientos

                    donde se impone la fuerza física a la técnica como el boxeo o la moda de las

                    MMA, pretendiendo que sean entrenamientos similares a los que hacía Bruce
                    Lee  que  ponen  como  referencia  en  cualquier  transmisión  oral  (Acevedo  y

                    Cheung,  2011:  29-32),  siendo  ineficaces  salvo  que  no  se  practiquen
                    correctamente. El hecho es que con un entrenamiento tradicional se pretende




                            Historia Digital, XXI, 38, (2021). ISSN 1695-6214 © J. David Mendoza, 2021                   P á g i n a  | 172
   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14